Trucos para conservar el ajo

El ajo es un condimento que no debe faltar en la cocina, su sabor es determinante en un sinfín de platos incluidos las carnes, ensaladas, entremeses, sopas, mariscos, guisos. Sin hablar del uso terapéutico donde a menudo es protagonista. Entre todos los condimentos es el que mayor demanda tiene a nivel mundial, colocándolo como una hortaliza de gran importancia y referencia de los intercambios comerciales. Sus dimensiones son cómodas permitiendo ocupar poco espacio en la nevera. Su perfume es muy particular, condimentará la alacena y ni hablar de las manos cuando te toque pelarlo.

LEER TAMBIÉN: ''LAS MARAVILLAS DEL AJO''



Por eso, una forma de aprovechar su sabor y beneficios sin que tengas que quedar perfumada a ajo todos los días ni perder tanto tiempo al cocinar es aprendiéndolos a conservar. Veamos cómo?

Claves para mantener el ajo por mucho más tiempo

Hay 2 formas para conservarlos, como ajos pelados y como ajos enteros.

Ajos pelados

- Lo primero que debes tener en cuenta es lavar muy bien los utensilios de la cocina con jabón y abundante agua y tus manos sin frotarlas. De esta manera, contribuirás a eliminar todo tipo de bacteria adherida en los instrumentos y en tu piel, castrando todo oportunidad de quedar atrapado en cualquier parte.

- Prepara un bote de vidrio limpio, lo suficientemente grande para la cantidad de ajos que vas a utilizar. Agrégale un poco de aceite de oliva virgen extra, un toque de sal y asegúrate que la tapa haga correctamente su función.



- Poco a poco ve llenando el bote con los ajos, descarta todos los ajos que presenten rasgos de maltrato, partes negras y brotes. Asegúrate que todos los ajos estén en contacto con el aceite.

- Si lo prefieres, puedes licuarlo de manera de hacer una pasta y guardarla en la nevera. Para sacarlo utiliza una paleta o cuchara de palo limpia cada vez para que la pasta dure más tiempo.

- Una vez que se terminen los ajos puedes utilizar el aceite completamente aromatizado en tus comidas.

Ajos enteros

- Una vez llegada su cosecha, el ajo al estar sano y lo suficientemente seco puede durar lapsos de tiempo prolongados por lo menos 10 a 12 meses, sin necesidad de mantenerlos refrigerados. Puedes hacer la trenza o ristra para mantener la dureza del ajo.

- Escoge los ajos enteros, de cabezas firmes, de aspecto seco. Descarta por completo los de color amarillento y poco pesado al tacto, esto es un claro indicador que son viejos.

- El ajo entero pierde sus propiedades una vez que se nace, es decir cuando le salen brotes. Situación muy probable cuando hay humedad. Otra posibilidad es que sea un ajo viejo y está pidiendo que lo regresen a cumplir su ciclo natural, volverlo a sembrar. 

- Otra forma de alargar un poco más su vida útil es congelándolos; sin embargo, al cabo de dos o tres meses las propiedades de sabor y olor se van desapareciendo en comparación a los ajos frescos.

¡De manera que no esperes más y cuéntanos como te va conservando tus ajos!


TE PUEDE INTERESAR: ¿QUÉ ES EL AJO NEGRO Y DE DONDE PROVIENE?

Por:

CASA PERRIS

Un maravilloso almacén antiguo de arroces, frutos secos, miel, harinas, chocolate y productos del cereal, en todas sus formas... UN PARAISO DE SENSACIONES!

Ante

Receta buñuelos de Cuaresma

Sigu

Mijo ¡Beneficios, propiedades y cómo consumirlo!