Té verde, negro y rojo

El té es la segunda bebida más popular consumida después del agua. En Europa es tradicional la hora para tomar el té en familia, meriendas, con amigos, en reuniones informales. El té es parte de nuestra vida social, lo que ha permitido que evolucione una gran cantidad de variedades y tipos de té como el verde, negro, rojo y otros más.
Pero. . . ¿Cuáles son sus propiedades y en qué se diferencian? A continuación te lo diremos.

Propiedades y diferencias del té verde, negro y rojo

Té verde

El té verde se caracteriza porque no ha sufrido ningún proceso de oxidación. Su sabor fresco lo hace el favorito de una gran mayoría de personas. Sus propiedades son aprovechadas para uso medicinal ya que contiene una gran cantidad de antioxidantes, flavonoides y catequinos vinculados como los responsables de detener el envejecimiento. También posee una cantidad considerable en aminoácidos, que facilitan el trabajo del aparato circulatorio evitando trombosis. Además, podemos agregar que el consumo del té verde reduce el colesterol, controla la diabetes, protege al hígado, evita el cáncer y es ideal para perder peso.  

La diferencia más significativa  con los demás tipos de té es que su concentración de teína es menor que los otros. Posee una cantidad de sales minerales superior a los que han sido procesados, en los que destaca la cantidad de polifenoles. Es rico en vitaminas B, C y E.   




LEER TAMBIÉN: ''TÉ BLANCO PAI MU TAN, EL PURIFICADOR PERFECTO''


Té negro

El té negro es producto de la actividad enzimática a partir de las hojas secas del árbol Camelia Sinensis (la misma hoja con el que se hace el té verde), que se somete a un proceso de marchitamiento, enrollado, fermentación y secado. Sus propiedades estimulantes ayudan a trabajar mejor al cerebro y al sistema nervioso, mantiene la cantidad de antioxidantes a pesar de su proceso químico.

Este té se diferencia porque contiene mayor cantidad de teína producto de su mismo proceso natural de oxidación, de igual forma su sabor, color y olor también se ven modificados. Y con respecto a las sales minerales posee concentraciones menores que las del té verde.



Té rojo

El té rojo es conocido como el té de los emperadores. Es considerado el mejor aliado natural para combatir las enfermedades del organismo, especialmente las renales. Sus propiedades se concentran en evitar la retención de líquidos, favorecer la digestión y fortalecer el sistema inmune. Sus sales minerales solo varían en concentraciones poco significativas, pudiendose afirmar que son casi idénticas.     

El té rojo se diferencia de los demás por ser un potente diurético capaz de limpiar las vías urinarias. Si se sospecha la presencia de cálculos en los riñones, dependiendo de su tamaño, esta infusión puede alcanzar a eliminarlos bien sea por expulsión o desintegración. En comparación a los tés anteriores es el que contiene mayor presencia de teína, lo que quiere decir que, su consumo en exceso puede traer algunas contraindicaciones como las de aumentar la frecuencia cardiaca y alterar el sistema nervioso.



Cada uno de estos tés poseen alguna diferencia, sin embargo, en lo que sí coinciden los investigadores, es que no se debe consumir más de tres tazas diarias, porque podría traer efectos secundarios a nuestro organismo debido a sus potentes propiedades.


CASA PERRIS

Un maravilloso almacén antiguo de arroces, frutos secos, miel, harinas, chocolate y productos del cereal, en todas sus formas... UN PARAISO DE SENSACIONES!

Ante

Tortitas de avena, coco y dátiles

Sigu

¿Qué es el agar agar?